Entorno

Baztan

El Valle de Baztan está situado al Norte de la península ibérica y de la Comunidad Foral de Navarra, linda con la muga francesa y es con sus 376,81 Km2 el más extenso de los 265 municipios de la Comunidad y uno de los valles del Pirineo navarro por excelencia.

En el Valle se incluyen los 14 tradicionales lugares y la Villa de Maya/Amaiur, agregada en 1969, varios barrios y agrupaciones de caseríos, y numerosas bordas diseminadas, sumando en la actualidad unos 8.000 habitantes.

En cuanto al entorno natural y paisajístico, el Valle ha sido, y lo sigue siendo a pesar de la deforestación sufrida a lo largo del tiempo, sinónimo de bosques y amplios espacios vírgenes, teniendo en el vecino Parque Natural de Bertiz (que pertenece a Bertiz-Arana) un claro ejemplo. Es, tras la impresionante Selva de Irati, la mayor y mejor conservada mancha forestal de Navarra, y aún de la península entera.


Oronoz

Cuenta con los barrios de Mugairi (o Mugaire, pegado a él) y Zozaia, y es uno de lo lugares de Baztan más atípicos, aunque no por ello menos encantador, al que varios aspectos le confieren un especial carácter dentro de la singularidad del Valle:

Por un lado se encuentra en un cruce de caminos, donde el viajero que ha salvado ya Belate (ahora ya menos puerto) decide si continuar a su izquierda por Oieregi, en dirección Behobia-Irún, o adentrarse, virando a la derecha, en Baztan mismo.

Su condición de pueblo de paso le ha dado forma alargada, situándose casi todas las casas estiradas junto a la antigua carretera general 121-b que se dirige a Francia/Dantxarinea, aspecto en el que de los demás pueblos del Valle solo Elizondo se le parece.

Destaca aquí cierta actividad industrial, sobre todo la vinculada al mármol, además de una importante piscifactoría, que cuida entre otras cosas la buena salud salmonera y truchera de nuestro Baztan/Bidasoa, y destaca también en el ámbito de desarrollo turístico la proximidad del Señorio de Bertiz, señuelo de indudable atractivo para el visitante, por no decir visita obligada de todo el que viene por aquí.

Además, cuenta con una iglesia barroca del S. XVII (con modificaciones posteriores), en honor a Nuestra Señora de la Asunción, de planta de cruz latina y bóveda de cañón, salvo en el crucero que es nervada. En el retablo mayor, que es moderno, acompañan a la Virgen, San Antonio Abad y San Francisco Javier.


Bertiz

Las primeras noticias se tienen del Señorío de Bertiz datan de finales del S. XIV. Su propietario, Pedro Miguel Bertiz, fue nombrado Merino de las Montañas por el rey Carlos III el Noble, y desde entonces el escudo familiar de los Bertiz se utiliza como emblema del Señorío. 

Éste ofrece, en su misma entrada, un interesante “jardín zaharra”, que reúne en un delicioso paraje 126 especies de árboles y plantas de todo el mundo que bien merecen una visita.

El resto de la finca es una fabulosa muestra de bosque atlántico, con hayedos magníficos, y que cuenta con diversos senderos señalizados para realizar travesías a pie, en bicicleta o a caballo. Se puede subir incluso hasta el Palacio de Aizkolegi, a 830 m, y admirar un extenso horizonte si el día lo permite.

Se aconseja visitar el Centro de Información, situado en la entrada junto a la Casa-Palacio, donde se combina la identificación participativa de especies varias con los audiovisuales que regularmente se proyectan.



Actividades

-Senderismo



-Patrimonio


-Cuevas


-Festividades


-Museos


-Ciudades